Menu
A+ A A-

31 de octubre, día satánico

  • Escrito por El Sr. del Misterio
b_250_200_16777215_00_images_pasatiempos_halloween_final.png

El 31 de octubre es el día más importante en el año satánico, marca el Año Nuevo de los Celtas, antiguo pueblo de Gran Bretaña. En esta fecha terminaba la época de las cosechas.

Ellos tenían las siguientes creencias: hasta el 31 de octubre reinaba Baal, dios celta de la primavera y el verano. Desde el 1º de Noviembre reinaba Sanhaim, el dios de la muerte. El 31 de octubre de noche, era un intervalo entre los dos reinados. Las barreras entre lo natural y lo sobrenatural dejaban de existir y los muertos aprovechaban para deambular por el mundo de los vivos, a veces interfiriendo violentamente sus asuntos.

Por este motivo el festival del 31 de octubre era considerado el “Festival de la Muerte”. (De ahí también los colores de esta festividad: el naranja representa al otoño, y el negro, representa a la muerte). En este día, el dios de los celtas llamaba a los espíritus de los malvados que habían muerto en ese año.

La noche del 31 de Octubre, era una noche de horror para el pueblo celta. Era el momento de los sacrificios humanos. Hombres, mujeres, ancianos y niños eran llevados a la fuerza y encerrados en grandes cajones de madera y paja. Allí los sacerdotes les prendían fuego. Luego de estos sacrificios, los sacerdotes tenían una comida de acción de gracias, junto a las cenizas.

Los celtas tenían sacerdotes satánicos, llamados Druidas. Los Druidas existían en Gran Bretaña, Roma y Grecia. En sus recorridas, los Druidas llevaban grandes nabos que habían sido previamente vaciados y tallados con formas de caras y emblemas satánicos. Se creía que cada nabo contenía al espíritu del demonio que dirigía o guiaba personalmente al sacerdote, era su pequeño dios. 
El 31 de Octubre los Druidas iban de casa en casa, demandando ciertas comidas, y aquellos que se las negaban eran maldecidos.

ESTAS COSAS OCURRÍAN YA VARIOS SIGLOS ANTES DE CRISTO:    


Se hacían sacrificios a los dioses, especialmente al dios de la muerte. Los sacrificios eran de todo tipo, desde vegetales hasta de seres humanos. Esto se siguió practicando durante siglos, en algunos lugares hasta el día de hoy. Los que practicaban en la adivinación sabían que esta era la noche en que tenían más éxito. Invocaban a Satanás para que los ayudara en sus esfuerzos.

Los Druidas usaban vestimentas para ocultar su identidad y amenazaba a la gente con maldiciones, si no le daban la comida que requerían. En el siglo octavo el Papa Gregorio III en un esfuerzo por que la gente dejara de realizar este festival al dios de la muerte, trasladó el Día de Todos los Santos del 13 de Mayo al 1º de Noviembre. El Día de Todos los Santos honraba a los mártires de la persecución de Roma.

El nombre Halloween proviene del hecho mencionado anteriormente. Todos los Santos en inglés era “All Hallow”, o “all holy”. Con el tiempo se le agregó la terminación “en”, una abreviatura de “evening”, que significa anochecer, momento en que comienza la festividad. De allí el nombre “Halloween”.